• Slider Image

El autismo es un trastorno del desarrollo. Esto significa que es el desarrollo como un todo, el que se ve afectado desde la infancia en adelante. El trastorno está presente desde el nacimiento, sin embargo los primeros síntomas reconocibles, que se convierten en señales de alarma para los padres, suelen observarse en torno a los dos años.

Las tres áreas que se ven afectadas en las personas con autismo son

  • el comportamiento social (que se puede traducir en dificultades con las habilidades sociales y en la comprensión de emociones propias y ajenas),
  • la inflexibilidad mental y comportamental (repertorio de intereses restringidos y dificultad para adaptarse a los cambios ambientales), y
  • la comunicación y lenguaje (dificultad en la adquisición del lenguaje y en el uso práctico de lo que se halla adquirido).

Se habla del autismo como un espectro porque la afectación de cada una de esas tres áreas en cada persona es diferente. De ahí la expresión Trastorno del Espectro Autista (TEA). En la mayoría de los casos (entre el 50 y el 75%) el autismo además va acompañado de discapacidad intelectual.

Por todos estos motivos las personas con autismo pueden verse inmersas en un mundo caótico, difícil de comprender, sin un todo unificador que le de sentido, y esto puede ocasionar dificultades de adaptación, ansiedad, etc, en definitiva una disminución importante de su calidad de vida.

Por ello, estas personas necesitan atención especializada, que utilizando las diferentes metodologías específicas que existen para este trastorno, se conviertan en apoyos que les permitan acceder a las mismas oportunidades que los demás, disfrutando de una vida integrada en la comunidad, digna y con calidad como la de cualquier ciudadano.

El Proyecto ESTÁ quiere ofrecer este apoyo al/a la niñ@ con autismo, pero también y en igual medida a su familia. Particularmente  el intercambio de consejos y experiencias entre nuestros especialistas, los demás padres y herman@s en los periodos de vacaciones/semanas- ESTÁ, pueden brindar un aporte de mucho valor a las familias participantes. Todas las ideas que se generen en el intercambio de experiencias, pueden convertirse en una valiosa fuente de inspiración para llevarse a casa.

Las participantes con discapacidad intelectual/autismo de nuestro Centro de Dia,también reciben este apoyo que necesitan. Trabajamos para que hagan sus tareas de la manera más independiente posible, para que puedan sentirse un miembro más de nuestro equipo.